Desmotivación. Parálisis. Desinterés.

 

NO DEJES QUE EL “NO” DOMINE TU VIDA

“Estoy desmotivado, nada me interesa, no me apetece hacer nada, me siento paralizado. Ya veré qué hago. Tengo tiempo”.

Y la lista de pensamientos en esta línea podría seguir hasta el infinito, porque en realidad son mecanismos emocionales que te permiten protegerte, no tirar adelante, no hacer, no involucrarte, no arriesgarte. En resumen, son excusas.

Las excusas para no acabar de salir a la vida, para afrontarla, tienen un beneficio y también un coste. Lo importante es entender que lo que ves como beneficio, no lo es tal. Crees que esta actitud te protege de lo malo. Pero tampoco te abre la posibilidad a lo bueno. Y nunca te pasará nada. El coste es muy alto.

¿CUÁLES SON LOS SENTIMIENTOS NEGATIVOS DE ESTA ACTITUD?

Los sentimientos más importantes que tiene ese coste:

Frustración: porque nunca acabas haciendo lo que realmente te gustaría.

Tristeza: porque no hacer los que te gustaría, nunca te hará feliz.

Dudas: porque no sales del bucle del mismo pensamiento.

Baja autoestima: porque crees que los demás sí pueden, y tú no.

Miedo: porque piensas en negativo y ves todo en negro.

CAMBIAR DE ACTITUD ES POSIBLE

Intenta pensar en objetivos cercanos, a corto plazo y realistas. Céntrate en el día siguiente. Y dale valor a los pequeños logros. Porque son los más importantes. Los que te permiten ver qué tú también puedes. Prémiate por lo bueno que logres, aunque te parezca poco. No te compares con los demás. El futuro lo construyes tú, paso a paso. No permitas que el “NO” domine tu vida.

Deja un comentario

*