Maltrato Psicológico

Hay maltratos muy sutiles. No voy a decir que son los peores, porque cualquier forma de maltrato puede ser devastadora. Pero es uno de los más peligrosos. ¿Por qué?

Porque el maltrato psicológico es oscuro, va por la sombra y con mensajes confusos, disimulados y hasta disfrazados de amor. Y entonces el maltratador logra lo que quiere: confundir, desvalorizar, menospreciar, hasta llegar a controlarte, dominarte y secuestrar tus emociones.

¿CÓMO SE RECONOCE EL MALTRATO PSICOLÓGICO?

El maltrato psicológico suele anidar donde hay una autoestima débil. Y el maltratador lo aprovecha:

– Impone su criterio. sientes que el tuyo no vale porque tus opiniones y tus pensamientos no valen nada para el otro. Empiezas a dudar de ti.

– Impide que decidas. como dudas de ti, empiezas a consultarle todo y tienes miedo de cómo va a reaccionar. Tienes miedo si le consultas y tienes miedo si no le consultas.

– No te sientes libre de vestirte como quieres. Todo lo que usas, debe pasar por su aprobación.

– Empieza el control de tus movimientos, tu teléfono, tus amigos y tus horarios. Como si todo fuera sospechoso.

– No eres de libre de gastar tu propio dinero

– Tienes cada vez más miedo, te sientes sola, ya no tienes los amigos que tenías.

– Te llenas de culpa, no sabes qué estás haciendo mal. Te rodean los reproches.

– Y por último puede llegar el insulto, el empujón, las amenazas y el golpe.

Y de pronto te encuentras, sin saber cómo llegaste hasta allí, en el centro de un espiral que te envuelve y no sabes cómo salir. Sientes que es muy difícil, que no podrás. Y el miedo ahora te paraliza.

¿ES POSIBLE SALIR DE LA ESPIRAL DEL MALTRATO?

Pero sí que podrás. Hay sólo un primer paso: reconocer lo que sientes. Reconocer lo desagradable de lo que te rodea y reconocer tu propio miedo. Si puedes conectar con esos sentimientos genuinos, ese es el momento: sal, habla con los que te quieren y valoran, o busca ayuda psicológica, y aléjate lo antes que puedas.

Tu vida de siempre está ahí esperándote. Es dar el paso para volver a valorarte y comprender que el que ama de verdad, nunca destruye.

Es todo lo contrario.

Deja un comentario

*